Polución
Polución

Polución

¿Sueles mirar al cielo?
¿Te fijas en los colores 
y en los cambios que hay cada día? 
¿Te das cuenta de que antes 
de ponerse el cielo negro, 
hay una explosión de color maravillosa 
y cuando cambia de negro a azul, también? 
(Atardecer y amanecer)

¿Prestas atención a los detalles de la vida 
o vas todo el día corriendo 
sin fijarte en lo que te rodea?
Los detalles siempre marcarán la diferencia. 

SIEMPRE.

Reflexión: 
Cada uno tiene su propio cielo 
y ningún cielo es igual a otro.

Cada cielo torna a los colores 
que le de la gana 
y dependerá de la luz, 
las nubes, 
el viento 
o la polución que allí haya.

No compares tu cielo 
con otro cielo porque 
ninguno es igual. 
Jamás.

Tampoco lleves la tempestad 
a ese otro cielo 
solo porque hoy en el tuyo 
el sol esté tras una nube.

Tampoco permitas que nadie 
deje su polución 
o su tormenta 
en tu cielo 
porque tú eres el responsable 
de la limpieza del mismo.

Todo el mundo tiene 
sus propios días soleados, 
atardeceres maravillosos, 
vientos huracanados, 
relámpagos, 
lluvia…

Si aprendes a observar tu cielo, 
será más fácil 
que sepas controlarlo.

Cuando aprendes a controlar tu cielo 
y a entender 
que todo el mundo tiene el suyo, 
serás capaz de tratar a todo el mundo 
de igual a igual, 
con respeto
e inteligencia emocional.

Respeta tu puto cielo 
y respeta el puto cielo de los demás.

Así de simple y complicado.

Deja una respuesta

Me obligan a molestarte con esto. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies