Galatea
Galatea

Galatea

Un día cualquiera me levanté
Y me hice un esguince.
Decidí seguir adelante
aunque me hiciese sufrir

Se me doblaron las ganas de seguir
Se me inflamó el alma por ocultar
Porque se me hacía difícil continuar,
tan jodidamente duro VIVIR.

Mi rostro se desfiguraba
cada día un poco más
Del dolor tan grande que había
En lo más profundo de mi ser
Pero debía continuar. 
A eso me enseñó la adolescencia
a ser resiliente
aunque estuviese todo el rato
caminando al borde del puente.

Porque mi esguince
No fue de tobillo
Ni de codo
Ni vertebral
Fue algo más complejo 
Fue un esguince cerebral 
Me atrapé a mi misma
en un apestoso lodo
Del que era imposible escapar
Intenté salir por mi propio pie
pero me tragaba el lodazal.

De repente
un torrente de agua aparece
La ninfa Galatea llega 
y me salva
limpiando el barro que acumulé 
Todo este tiempo en la espalda
Para volver a verme fluir
para ser de nuevo fuente
Para ser de nuevo agua

Deja una respuesta

Me obligan a molestarte con esto. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies